Always in Health

¿Cuáles Son los Beneficios Y Peligros de la Marihuana Medicinal?

Image default

 

El consumo de cannabis (marihuana) se ha intensificado en los últimos años, aumentando la supremacía que ya tenía como la droga ilegal más usada en el mundo.

Al mismo tiempo, hay una creciente tendencia a emplear marihuana con fines medicinales, aunque los beneficios terapéuticos de la hierba no están muy claros.

¿Qué tan beneficioso es el cannabis en su faceta medicinal? ¿Vale la pena correr el riesgo de usar un producto adictivo en el tratamiento de una dolencia o condición de salud?

Lee también nuestra guía sobre Las Top 10 Adicciones Más Comunes Del Mundo

¿Qué Tan Utilizada es la Marihuana con Fines Terapéuticos?

El cannabis ya era empleado hace tres milenios en India y Nepal con fines medicinales, rituales y recreativos.

Aunque es significativo manifestar que importantes agencias estatales de control de medicamentos, incluyendo la FDA estadounidense, no han establecido que el uso de marihuana sea efectivo y seguro en el tratamiento de condiciones médicas.

Aun así, lo cierto es que la planta es cada vez más utilizada con estos fines.

La tensión entre el convencimiento de que el cannabis es útil para tratar ciertas condiciones y dolencias y la no confirmación como remedio legal en la mayoría de los países, se ha visto estimulada por su legalización en algunas partes con fines médicos y recreativos.

En parte de Latinoamérica se utiliza la marihuana con propósitos terapéuticos; por ejemplo, en Colombia, Puerto Rico, Chile y Uruguay (en este último país también se permite el uso recreativo).

En Estados Unidos, el consumo de marihuana con objetivos medicinales y/o recreativos está autorizado en 30 entidades federales (29 estados y el Distrito de Columbia).

¿Qué Tan Efectiva es la Marihuana con Fines Curativos?

Existe evidencias científicas de que el cannabis podría ser beneficioso en el tratamiento de varias condiciones, entre estas, dolores crónicos, alcoholismo y drogadicción, depresión, ansiedad social, trastorno de estrés postraumático, cáncer, esclerosis múltiple y epilepsia.

1. Dolor Crónico

Esta es la principal causa de discapacidad en Estados Unidos y una de las más importantes en el mundo.

Según un reporte de 2015 del Diario del Dolor en la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de 2012, más de 126 000 000 de estadounidenses adultos informaron haber sufrido de dolor en el último trimestre, incluso más de 25 000 000 lo padecieron a diario (1).

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos realizaron en 2017 una amplia revisión que consideró más de 10000 investigaciones científicas sobre los beneficios y los efectos perjudiciales del cannabis (2).

En el capítulo correspondiente al uso de marihuana para tratar el dolor crónico, esta evaluación encontró que este es el principal factor incapacitante.

Esto afectó a más de 25 000 000 de individuos, que ven así perjudicada su actividad laboral, académica, social y recreativa, ocasionando importantes pérdidas a la economía.

Esta revisión también encontró que los cannabinoides de la marihuana actúan sobre el cerebro, aliviando el dolor crónico.

2. Alcoholismo y Drogadicción

Algunos estudios han determinado que el cannabis puede ayudar a disminuir la dependencia de los opiáceos y del alcohol.

Un estudio de 2018 realizado con ratones por el Instituto de Investigación Scripps de San Diego, encontró que los roedores con adicción inducida a la cocaína y el alcohol tuvieron menores índices de recaída cuando fueron tratados con un gel a base de cannabicromeno.

Hay que destacar que el gel a base de cannabicromeno es un cannabinoide de la marihuana (3).

Sin embargo, el tema es polémico. La DEA clasifica al cannabicromeno como un producto con un alto potencial de abuso y el informe de las Academias Nacionales antes señalado refiere que el cannabis incrementa el riesgo de dependencia de otras sustancias.

3. Depresión, Trastorno de Estrés Postraumático y Ansiedad Social

Existen evidencias que sugieren que el cannabis podría ayudar a aliviar algunas enfermedades mentales.

Una evaluación canadiense de la Universidad de Columbia Británica referida en ScinceDirect, encontró que esta hierba puede contribuir a aliviar la ansiedad social, la depresión y el trastorno de estrés postraumático (4).

Es relevante destacar que esa evaluación abarcó más de 60 investigaciones sobre el uso terapéutico del cannabis.

Los autores de esta investigación advierten que el uso de cannabis puede ser contraproducente en el tratamiento de otras condiciones mentales, como psicosis y trastorno bipolar.

En este campo también reina la controversia. Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos indican que el uso habitual de marihuana puede aumentar los riesgos de sufrir de ansiedad social.

Lee también nuestra guía sobre las 5 Formas De Combatir La Depresión Sin Tomar Medicinas

5. Cáncer

El portal de la Sociedad Americana de Cáncer señala que algunos estudios sugieren que el uso de cannabis ahumado puede ser de utilidad en el tratamiento de las náuseas y los vómitos ocasionados por los procedimientos de quimioterapia (5).

Igualmente, menciona que algunas investigaciones han encontrado que ciertos cannabinoides de la marihuana han conseguido reducir el crecimiento de células cancerosas y eliminarlas.

Sin embargo, falta mucha investigación para establecer si la marihuana puede ser una opción sólida contra el cáncer.

La Sociedad Americana de Cáncer recomienda no retrasar los tratamientos convencionales para depender de la marihuana en la atención de un problema canceroso.

6. Esclerosis Múltiple

Un informe de la revista Fronteras en Neurología (2017) señala que hasta un 60 % de los estadounidenses afectados por esclerosis múltiple podría estar usando cannabis para aliviar los síntomas de dolor, mientras que un 90 % consideraría usarlo si fuera legal en su estado (6).

Este reporte señala que la Academia Estadounidense de Neurología ha reconocido los efectos positivos del cannabis en la espasticidad muscular y el alivio del dolor en los pacientes afectados por esta enfermedad neurológica crónica.

Lee también nuestra guía sobre Los Síntomas De La Esclerosis Múltiple

7. Epilepsia

Un estudio publicado en 2017 en El Diario de Medicina de Nueva Inglaterra, encontró que el cannabidiol puede ayudar a aliviar las convulsiones producidas por el síndrome de Dravet (7).

El cannabidiol es el principal cannabinoide de la marihuana, representando el 40 % de los extractos de la hierba y el síndrome de Dravet es una rara y mortal forma de epilepsia, también llamada epilepsia polimorfa y epilepsia mioclónica grave de la infancia.

El síndrome de Dravet se caracteriza por convulsiones repetitivas y prolongadas y cerca de un 20 % de los chicos afectados no llega a los 20 años de edad. Su principal factor de riesgo es el historial familiar de epilepsia o de crisis convulsivas febriles.

En el estudio referido, 120 chicos con el síndrome, de entre 2 y 18 años de edad, fueron divididos en dos grupos, en el que uno recibió una solución oral de cannabidiol (20 mg por kilo de peso) y el otro un placebo, junto con sus medicamentos habituales.

El ensayo duró 14 semanas, al cabo de las cuales:

  • Los niños que consumieron el cannabinoide redujeron en un 50 % sus episodios convulsivos, los cuales pasaron, en promedio, de 12 ataques mensuales a 6.
  • Tres chicos a los que se les administró el cannabidiol no experimentaron convulsiones.
  • Los pacientes que usaron el placebo redujeron sus convulsiones muy levemente (de 15 a 14 por mes).

En esta investigación también se presentó una alta tasa de efectos secundarios (90 % de los pacientes) por el uso del cannabidiol, siendo los más comunes:

  • Vómitos
  • Fiebre
  • Fatiga

Este es el primer estudio riguroso sobre el uso de un derivado del cannabis en el tratamiento de esta forma de epilepsia.

Sus autores estiman que el cannabinoide puede ser una ayuda efectiva para mejorar la calidad y expectativa de vida de los pacientes afectados.

¿Cuáles son los Riesgos Y Peligros de la Marihuana para Tu Salud?

En un platillo de la balanza están los estudios que evidencian o sugieren los atributos terapéuticos del cannabis.

Mientras que en el otro están las investigaciones que muestran sus perjuicios para la salud, incluyendo la mental y respiratoria, y su posible vinculación con el cáncer, específicamente el de próstata.

1. Problemas de Salud Mental

Se cree que el uso habitual de cannabis puede exacerbar o desencadenar enfermedades psiquiátricas, como el trastorno bipolar.

La edición de diciembre de 2009 de la revista electrónica estadounidense Psiquiatría refiere el caso de un estudiante universitario de Nueva York.

Ese estudiante sufrió un agudo colapso psicótico por el abuso con cannabis, el cual terminó manifestándose como trastorno bipolar con psicosis (8).

Otro estudio de 2017 publicado en el Boletín Esquizofrenia de la Academia Oxford encontró que una adicción a la marihuana en la adolescencia puede conducir a la hipomanía en la temprana edad adulta (9).

Sin embargo, el dossier de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina indica que las pruebas sobre la relación entre el uso de cannabis y el desarrollo del trastorno bipolar aún son limitadas entre las personas sin antecedentes con la enfermedad.

Algunas evidencias también sugieren vínculos entre el consumo habitual de cannabis y la experimentación de pensamientos catastróficos y suicidas.

Un estudio publicado en 2015 (en el boletín de la Sociedad de Psicólogos en Comportamientos Adictivos de Estados Unidos) señala la relación entre el uso crónico de cannabis y problemas de salud mental (10).

Entre dichos problemas están los desajustes psicosociales, comportamiento antisocial y criminal e ideación suicida.

Un informe basado en una revisión de evidencias, publicado en Psiquiatría Mundial, diario oficial de la Asociación Mundial de Psiquiatría, señala que el consumo regular de cannabis en la adolescencia y temprana adultez es un predictor de las psicosis esquizofreniformes (11).

Curiosamente, entre las personas con trastornos psicóticos, incluyendo los esquizofrénicos, aquellas con historial de uso de marihuana rinden más en las evaluaciones de memoria y aprendizaje.

Lee también nuestra guía sobre El Trastorno Bipolar: 14 Signos Para Identificarlo

2. Cáncer Testicular

El informe de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina no encontró relación entre el uso de cannabis y el cáncer de pulmón y otros tipos.

Sin embargo, sí halló evidencia que vincula el consumo de marihuana con el cáncer testicular de lento crecimiento. Uno de estos estudios señala que el uso de marihuana podría duplicar el riesgo de tumores testiculares (12).

La conclusión se basó en la comparación de dos grupos de personas: uno de 369 hombres con cáncer de testículos y otro de 979 individuos sanos.

En ambos casos se encuestó el historial sobre el uso de marihuana y se observó que los fumadores de la hierba de manera ocasional o habitual tienen el doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad respecto a los que nunca la han usado.

3. Enfermedad Respiratoria

La adicción al cannabis ha sido relacionada con la tos crónica, aunque no hay evidencia sólida sobre si incrementa los riesgos de desarrollar asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Una revisión de estudios difundida en 2014 en la publicación estadounidense Opinión Actual en Medicina Pulmonar encontró evidencias inequívocas de que el consumo regular o habitual de marihuana no es inofensivo.

Esa publicación señala además que el uso medicinal de la marihuana debe restringirse a dosis acumulativas bajas (13).

Este informe hace referencia a hallazgos recientes sobre la relación entre el uso de marihuana y trastornos respiratorios como inflamación de las vías respiratorias y bronquitis.

El reporte manifiesta que un bajo consumo acumulativo de cannabis no parece estar relacionado con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Entonces, ¿la Marihuana es Buena o Mala para la Salud?

Hay evidencias en uno y otro sentido y la conclusión más sólida de los estudios parece ser que se requieren más estudios.

Ante las restricciones para el uso de cannabis, incluso en investigaciones, organizaciones con la Sociedad Americana de Cáncer respaldan la idea de una mayor flexibilización, que permita establecer el verdadero potencial de esta hierba con fines medicinales.

En todo caso, el uso de marihuana con fines terapéuticos, en el supuesto de que sea legal en el lugar donde vives, debe ser controlado por un médico, quien deberá considerar todas las variables involucradas antes de prescribir un posible tratamiento con cannabis.

Por ejemplo, una persona con dolores crónicos es posible que encuentre alivio con el cannabis, pero si tiene antecedentes de problemas de salud mental, el uso de marihuana podría empeorar gravemente su cuadro.

Habla con tu médico antes de tomar cualquier decisión sobre el uso medicinal de cannabis.

Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales, para que también sepan los pros y los contras de usar cannabis con fines terapéuticos.

 

Ver También:

Related posts

9 Shocking Cinnamon Side Effects You Didn’t Know About

alwaysinhealth

Cooking With Coconut Flour

alwaysinhealth

Hipromelosa: Para Qué Sirve, Usos, Beneficios y Efectos Secundarios

alwaysinhealth

Leave a Comment