Always in Health

Las Mejores Pastillas Para Aliviar El Dolor De Cabeza Y La Migraña

Image default

Las migrañas por lo general se tratan con medicamentos alópatas para el dolor, y el dólor de cabeza simple se tratar con un analgésico. Aunque hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a que disminuyan en frecuencia e intensidad.

Hoy vamos a discutir cuáles son los principales medicamentos que se prescriben a las personas con esta condición.

¿Cuál es la diferencia entre una migraña y el dolor de cabeza?

Las migrañas son episodios de dolor de cabeza severo, que se caracterizan por venir acompañados de una sensación punzante en una zona específica, sensibilidad a la luz, a los sonidos fuertes e incluso a algunos olores.

En casos graves, pueden presentarse distorsiones visuales conocidas como “auras”, que anticipan un ataque de migraña y que pueden provocar náuseas y vómito. (Referencia)

La migraña va más allá que un simple dolor de cabeza, pues casi siempre incapacita por todo el episodio a quien la padece.

¿Qué tipo de medicamentos hay para tratar la migraña?

Hay dos tipos generales de medicamentos que se utilizan para aliviar el dolor de la migraña, el primer tipo corresponde a las medicinas paliativas o antiálgicos, que se prescriben para el dolor y los síntomas que acompañan un episodio. (Referencia)

El segundo tipo es preventivo, y se prescribe para reducir la frecuencia y la intensidad de las migrañas en las personas que las experimentan de forma cotidiana.

Lee nuestra guía sobre cómo reconocer un dolor de cabeza peligroso

Medicamentos para el dolor y síntomas de la migraña

Este tipo de medicamentos se deben de tomar de preferencia en cuanto comienza el episodio de migraña para que tengan un mejor y más rápido efecto. (Referencia)

Sin embargo, debes considerar que si te excedes en su uso, es muy probable que te causen lo que se conoce como “dolor de cabeza de rebote”, también conocido como “dolor de cabeza por exceso de medicación”, lo cual solo termina empeorando las cosas.

Como regla general, los medicamentos para el dolor y para aliviar los síntomas de la migraña no deben usarse nunca más de ocho o máximo nueve veces por mes.

Es importante que si padeces migrañas con frecuencia lleves un registro de qué tan a menudo te medicas, porque llega un punto en el que el medicamento no surte efecto y lo mejor que puedes hacer es consultar a tu especialista de la salud.

Recuerda que algunos medicamentos compuestos para la migraña contienen cafeína, y la cafeína en exceso puede ser justamente un detonador de la migraña.

Normalmente, los dolores de cabeza por exceso de medicación desaparecen cuando disminuyes la dosis de antiálgicos, pero siempre debes consultar con tu médico antes de alterar la dosis de cualquier prescripción que te hayan hecho.

¿Qué medicamentos se usan para el dolor de cabeza?

Muchos medicamentos de venta libre se usan de forma cotidiana para tratar la migraña moderada o el dolor de cabeza, pero algunos medicamentos especializados solo se venden con una receta médica, ya que son muy fuertes y llegan a tener muchos efectos secundarios.

Además del acetaminofén, un analgésico que sólo alivia el dolor, la mayoría de las drogas antiálgicas para la migraña son antinflamatorios no esteroideos, que alivian el dolor a partir de reducir la inflamación. (Referencia)

Algunos de los más comunes y que siempre están disponibles en las farmacias son:

  • Acetaminofén.
  • Ácido acetilsalicílico (aspirina).
  • Diclofenaco.
  • Ibuprofeno.
  • Ketorolaco.
  • Naproxeno.

También existen muchas recetas de pastillas compuestas que combinan uno o dos de los analgésicos mencionados junto con una pequeña cantidad de cafeína, que ayuda a actuar de forma más rápida y efectiva, especialmente cuando se trata de migrañas moderadas.

No hay que olvidar que, como cualquier tipo de medicamento, su abuso y uso prolongado aumenta el riesgo de padecer efectos secundarios. Algunos de los efectos secundarios más graves de los medicamentos para la migraña son:

  • Úlceras estomacales.
  • Daño hepático.
  • Derrame cerebral.
  • Ataque cardíaco.

Triptanos

Los triptanos (también conocidos como triptanes) son una clase de drogas recientes que tiene la capacidad de incrementar los niveles de serotonina en el cerebro. (Referencia)

Esto reduce la inflamación y revierte la dilatación de los vasos sanguíneos, logrando combatir la migraña de manera muy efectiva, además su efecto tiende a ser muy rápido.

Pueden encontrarse en varias presentaciones, que incluyen pastillas, sprays nasales, ampolletas y tabletas solubles bajo la lengua. Los triptanos más comunes son:

  • Eletriptán.
  • Almotriptán.
  • Frovatriptán.
  • Naratriptán.
  • Rizatriptán.
  • Sumatriptán.
  • Rolmitriptán.

Aunque son un medicamento muy efectivo contra las migrañas, las personas con problemas cardíacos o riesgo de derrame cerebral deben evitarlos.

Además, no deben consumirse junto con muchos medicamentos para la depresión, pues esos también tienden a incrementar los niveles serotoninérgicos del cerebro, lo que podría dar lugar a un síndrome serotoninérgico potencialmente letal.

Otros de los efectos secundarios de los triptanos son:

  • Rigidez o incomodidad en el pecho y la garganta.
  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Adormecimiento de las extremidades inferiores.
  • Somnolencia.

Ergotaminas

Las ergotaminas fueron el primer tipo de drogas utilizadas específicamente para tratar las migrañas. (Referencia)

Se trata de un vasoconstrictor que provoca que los vasos sanguíneos que rodean el cerebro se contraigan. Este efecto provoca que el cerebro se desinflame un poco, dando paso a un alivio rápido.

Las ergotaminas están disponibles en varias presentaciones, desde píldoras, pastillas solubles, ampolletas, supositorios y aerosoles nasales. Generalmente se prescriben para ser tomadas en cuando aparecen los primeros síntomas de un episodio o aura.

Algunas vienen en dosis diferidas para tomar cada media hora si el dolor continúa. Entre este tipo de drogas, podemos encontrar:

  • Ergotamina.
  • Dihidroergotamina.
  • Metisergida.
  • Methilergonovina.

Algunas veces, las ergotaminas también se combinan con cafeína. Las ergotaminas son medicamentos menos seguros que los analgésicos no esteroideos, y hay que tener mucho cuidado con las dosis para disminuir el riesgo de efectos secundarios.

Su uso está contraindicado en mujeres embarazadas, pues puede causar defectos congénitos, y en las personas con problemas cardíacos. En general, son tóxicas cuando se excede la dosis recomendada.

Las ergotaminas también pueden tener numerosas interacciones negativas con otros medicamentos, incluyendo los antimicóticos y los antibióticos.

Antieméticos

Los antieméticos son medicamentos que ayudan a disminuir la sensación de náuseas.

Se prescriben para las migrañas severas que vienen acompañadas por este síntoma, pero usualmente se toman como complemento del analgésico pues por sí mismos no alivian el dolor. (Referencia)

Los antieméticos más comunes son:

  • Metoclopramida.
  • Dimenhidrinato.
  • Prometazina.
  • Proclorperazina.
  • Trimetobenzamida.

Los antieméticos son medicamentos relativamente seguros, pero algunas personas con sensibilidad pueden tener efectos secundarios como somnolencia, mareo y letargo.

Medicamentos opioides

Los opioides son los analgésicos más potentes que existen. Se utilizan sólo en casos graves y se prescriben para cuadros muy severos de migraña, cuando por una u otra razón las ergotaminas, los triptanos o los analgésicos antiinflamatorios no pueden tomarse o no funcionan. (Referencia)

Algunas veces, los medicamentos contra la migraña combinan analgésicos opioides con analgésicos de otro tipo. Entre los más comunes podemos encontrar:

  • Codeína.
  • Morfina.
  • Oxicodona.
  • Meperidina.

Los opioides tienen varios efectos colaterales graves y la sobredosis es muy peligrosa, pues puede llevar a la pérdida de consciencia y a un paro cardíaco, pero el principal problema es que generan mucha adicción.

Medicamentos preventivos para la migraña

Si experimentas migrañas con frecuencia, tu doctor puede optar por recetarte un medicamento preventivo que ayude a disminuir la frecuencia y la intensidad de las mismas. (Referencia)

Estas drogas se toman de forma diaria independientemente de si aparecen o no cuadros de dolor, y pueden recetarse solas o acompañadas con otros medicamentos.

No suelen actuar de inmediato, de hecho, pueden tomar semanas o meses antes de volverse efectivas.

Beta bloqueadores

Normalmente los beta bloqueadores se prescriben para personas que sufren de presión alta, ya que amortiguan el efecto de las hormonas del estrés en el corazón y arterias, pero también pueden ayudar a disminuir la frecuencia y la intensidad de las migrañas. (Referencia)

Entre los beta bloqueadores más comunes, podemos encontrar:

  • Propranolol.
  • Atenolol.
  • Metoprolol.
  • Nadolol.
  • Timolol.

Los beta bloqueadores no están exentos de efectos secundarios, por lo que deben tomarse bajo estricta supervisión médica para mitigar el riesgo de que se presenten:

  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Fatiga.
  • Depresión.
  • Insomnio.

Bloqueadores de los canales de calcio

Los bloqueadores de los canales de calcio son medicamentos que moderan la constricción y la dilatación de los vasos sanguíneos, que juegan un rol importante en los procesos de la migraña. (Referencia)

Algunos de los más comunes son:

  • Diltiazem.
  • Nimodipina.
  • Verapamil.

Sus efectos secundarios, sin embargo, también puede causar:

  • Aumento de peso.
  • Mareos.
  • Presión baja.
  • Constipación.

Antidepresivos

Los antidepresivos tienen la capacidad de modificar los niveles de varios químicos en el cerebro, incluyendo la serotonina. Tienen un efecto vasoconstrictor y antiinflamatorio similar al de los triptanos. Algunos de los antidepresivos más comunes son:

  • Fluoxetina.
  • Paroxetina.
  • Imipramina.
  • Amitriptilina.
  • Sertralina.
  • Venlafaxina.

Los antidepresivos son conocidos por causar adicción psicológica, además de ganancia de peso y disminución de la libido. (Referencia)

Lee también nuestra guía sobre el trastorno bipolar: 14 signos para identificarlo

Anticonvulsivos

Los anticonvulsivos son medicamentos que ayudan a prevenir las crisis causadas por la epilepsia y otras condiciones. Pueden ayudar con la migraña cuando es causada por la hiperactividad de los nervios del cerebro. (Referencia)

Algunos anticonvulsivos comunes son:

  • Divalproex sódico.
  • Depakote.
  • Gabapentina.
  • Pregabalina.
  • Tiagabina.
  • Valproato.

Los efectos secundarios de los anticonvulsivos incluyen:

  • Visión borrosa.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Somnolencia.
  • Diarrea.
  • Ganancia de peso.

Toxina botulínica tipo A (Botox)

La toxina botulínica o botox no solo es una sustancia que ayuda a obtener una apariencia estirada en la piel, las inyecciones de la misma en la frente o cuello pueden ayudar a tratar la migraña crónica.

Generalmente se aplican de forma repetida cada tres meses. Este método no es muy frecuente dado su costo elevado. (Referencia)

Conclusión

Hay muchas drogas disponibles en el mercado para ayudar a tratar y a prevenir los síntomas de la migraña, pero, como pudimos ver, todas vienen acompañadas de potenciales efectos secundarios no deseados.

Es muy importante que si padeces migraña jamás te mediques por tu cuenta y mucho menos ingieras medicamentos que en teoría sólo deben conseguirse bajo receta médica. Siempre consulta a tu médico para que te autorice cualquier tratamiento.

Ver También:

Referencias

  • Schwedt TJ. Chronic migraine. 2014.
    [Enlace]
  • J Davis, Philip & L Reeves, John & B Graff-Radford, Steven & A Hastie, Barbara & D Naliboff, Bruce. (2003). Multidimensional Subgroups in Migraine: Differential Treatment Outcome to a Pain Medicine Program. Pain medicine (Malden, Mass.)
    [Enlace]
  • Gantenbein, Andreas. (2018). The use of erenumab for migraine prevention: An interview with Andreas Gantenbein. Future Neurology.
    [Enlace]
  • Grimsrud, Kate & B. Halker Singh, Rashmi. (2018). Emerging Treatments in Episodic Migraine. Current Pain and Headache Reports.
    [Enlace]
  • ESTILITA ESTEVA. Analgésicos. Clasificación y uso. Offarm. Elsevier, 2008.
    [Enlace]
  • Lagman-Bartolome AM, Lay C. Pediatric migraine variants: a review of epidemiology, diagnosis, treatment, and outcome. Curr Neurol Neurosci Rep. 2015.
    [Enlace]
  • Hale N, Paauw DS, Diagnosis and treatment of headache in the ambulatory care setting: a review of classic presentations and new considerations in diagnosis and management. Med Clin North Am. 2014.
    [Enlace]
  • Ruzek M, Richman P, Eskin B, Allegra JR. ED treatment of migraine patients has changed. Am J Emerg Med. 2018.
    [Enlace]
  • Loder E, Rizzoli. Pharmacologic Prevention of Migraine: A Narrative Review of the State of the Art in 2018. Headache. 2018.
    [Enlace]
  • Herd, Clare & Tomlinson, Claire & Rick, Caroline & Scotton, William & Edwards, Julie & Ives, Natalie & E Clarke, Carl & Sinclair, Alexandra. (2018). Botulinum toxins for the prevention of migraine in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews.
    [Enlace]
  • Grupo de trabajo del Protocolo para el manejo del paciente con migraña crónica. Protocolo para el manejo del paciente con migraña crónica. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS); 2016.
    [Enlace]

Related posts

33 Surprising Baking Soda Uses & Remedies

alwaysinhealth

El trago más amargo es el orgullo

alwaysinhealth

Creating Your Own Self-care Toolkit For Your Mental Health

alwaysinhealth

Leave a Comment