Always in Health

Menopausia: Síntomas, Causas Y Tratamiento

La menopausia es una etapa por la que pasamos todas las mujeres, una vez que cesa la producción de óvulos, marcando el último período menstrual y el fin de la vida reproductiva de nuestro organismo. Aunque con ella vienen una serie de síntomas que pueden ser incómodos, la menopausia no es ni una enfermedad, ni una condición, sencillamente es un paso más a dar en la vida.

Este período provoca cambios en la función de tu cuerpo, cambios que pueden sentirse radicales, por eso te comentaremos un poco sobre la menopausia y qué debes esperar una vez que llegues a esa etapa de la vida, así como las mejores maneras para sobrellevarla.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el proceso en que una mujer deja de ser fértil, ya que su organismo deja de producir óvulos y, por lo tanto, de menstruar. Su momento de aparición varía en cada mujer, en unas aparece desde los 40 años, mientras que en otras puede tomar hasta los 60 años para aparecer. En promedio la menopausia empieza alrededor de los 50 años.

El inicio de este proceso no es brusco, de un día para otro, sino que toma tiempo y se va desarrollando hasta que finalmente dejas de ser fértil. De hecho, los síntomas de la menopausia pueden iniciar hasta 7 años antes de la deprivación del flujo menstrual y, después de esto, el período postmenopáusico llamado climaterio puede durar otros años más.

Hablamos de menopausia de forma oficial cuando la menstruación no se produce por un período de un año consecutivo. Antes de que esto ocurra, notarás una disminución progresiva de los períodos menstruales, cada vez durarán menos días, bajará el volumen de sangrado y comenzarán a desaparecer algunos meses antes de que sea definitivo.

En algunos casos, sin embargo, los períodos menstruales pueden presentarse de forma más frecuente, varios períodos cortos de sangrado en el transcurso de un mes. En muy pocas ocasiones la falta de menstruación faltará de un mes a otro, de forma súbita y sin síntomas.

Existen muchas variaciones en la forma cómo se presenta la menopausia, cada mujer vivirá de forma distinta su proceso.

¿Qué causa la menopausia?

El estrógeno y la progesterona son las principales hormonas sexuales femeninas, responsables del desarrollo de los rasgos característicos de las mujeres a nivel físico (como crecimiento de los senos y ensanchamiento de caderas), pero también del ciclo menstrual. Cada 28 días, son estas hormonas las que preparan al organismo para el embarazo, con la liberación de un óvulo maduro listo para fecundación.

 

La menopausia se origina cuando disminuye la capacidad de los ovarios de producir ambas hormonas femeninas. Usualmente esto ocurre por el envejecimiento del organismo y por eso suele presentarse a mediana edad.

Sin embargo, otras situaciones pueden acelerar la aparición de la menopausia. Por ejemplo, cuando se extirpan quirúrgicamente los ovarios se detiene la producción de hormonas femeninas; también cuando pasas por tratamientos hormonales o contra el cáncer de mamas se bloquea también la producción de estas hormonas.

Signos y síntomas de la menopausia

Aunque la menopausia se presenta de forma distinta en cada mujer, hay una serie de signos que suelen ser comunes al llegar a este proceso. Aquí te comentamos algunos puntos importantes sobre la forma en que se presenta:

  • Aunque no es una enfermedad, en algunos casos se presentan síntomas que pueden ser aliviados con tratamientos de reposición hormonal.
  • Si bien es una etapa a la que llegan todas las mujeres, no todas tienen los mismos síntomas. De hecho, en algunas mujeres la menopausia se puede presentar sin signos de aviso.
  • El término menopausia significa el fin de la ovulación y de períodos menstruales, los años previos a la menopausia se llaman premenopausia y la etapa posterior a la última menstruación es la postmenopausia o climaterio.

Lee nuestra guía sobre las 11 cosas que toda mujer debe saber acerca de la menopausia

Principales síntomas

1. Período menstrual irregular

El síntoma más notorio del inicio de la menopausia es la interrupción de los períodos menstruales. Puede cambiar el volumen del sangrado, acortarse el tiempo entre períodos o, al contrario, alargarse el tiempo entre cada menstruación y que ésta no se presente por varios meses.

2. Bochornos o golpes de calor

Son parte de los principales síntomas de la menopausia y suelen aparecer en el primer año después de que cesan las menstruaciones. Se presentan como un aumento súbito de la temperatura corporal, que puede iniciar en la cara o el pecho. Durante esos episodios, la piel puede ponerse roja, aumentar la sudoración y el ritmo cardíaco.

Estos también pueden presentarse durante las horas de sueño, provocando sudoración nocturna en el cuerpo. Aunque no suelen durar más de varios minutos, los bochornos pueden presentarse por hasta 10 años, según algunos estudios.

3. Alteraciones internas

También conocidos como síntomas locales, el aparato reproductor femenino se ve alterado en muchas formas. En el período premenopáusico comienza a bajar la fertilidad del organismo, los ovarios disminuyen su tamaño, hay sequedad vaginal que puede hacerte más vulnerable a sufrir infecciones en esa área y también aumentar la posibilidad de relaciones sexuales dolorosas.

4. Alteraciones psicológicas y emocionales

Durante este período de la vida, es normal que las mujeres presenten cambios de humor, poco ánimo y hasta depresión. En muchos casos estas alteraciones pueden causar también interrupciones del ciclo del sueño que, a su vez, afecta emocionalmente a la persona.

Los síntomas psicológico que más se presentan son:

  • Ansiedad.
  • Irritabilidad.
  • Cambios de humor.
  • Ganas de llorar sin razón aparente.
  • Depresión persistente.
  • Dificultades para concentrarse.

Estos síntomas son los que pueden hacer que la etapa de la menopausia sea más difícil de sobrellevar, por ello se aconseja acudir con un terapeuta, psicólogo, o psicoanalista quien pueda ayudar a combatir las alteraciones psicológicas. Hay ciertas terapias o actividades que pueden ayudar.

Otros signos de la menopausia

 

  • Vaginitis atrófica: Debido a la disminución de los estrógenos, las células de la pared vaginal disminuyen su grosor y su función de lubricación, causando sequedad, comezón y malestar vaginal.

Puede ser tan severa que las relaciones sexuales se vuelven dolorosas, a esto se le llama dispareunia, por la falta de lubricación.

  • Infecciones recurrentes de vías urinarias bajas: También por la disminución de estrógeno y por la cercanía de la vagina, existe resequedad, falta de elasticidad e irritabilidad de los conductos urinarios.

Esto provoca infecciones muy frecuentes, como cistitis o uretritis, más común en mujeres que durante el climaterio son sexualmente activas.

  • Disminución de la libido: La disfunción sexual femenina por la menopausia puede deberse más a síntomas como vaginitis, dispareunia, cambios de ánimo, que a la disminución de estrógenos.

Según algunos estudios, si una mujer se siente completa, emocionalmente apoyada y acompañada durante el climaterio, no presenta disfunción sexual.

  • Fatiga: La depresión, falta de sueño y sudoración nocturna nos agota físicamente, por lo que podemos presentar fatiga y cansancio, que parece mejorar durante el climaterio.
  • Aumento de peso: Los cambios hormonales durante la menopausia afectan el metabolismo y el gasto calórico, provocando aumento de peso con las mismas comidas que antes no nos hacían engordar.

Además, los depósitos de grasa se acumulan ahora en el vientre y en la cintura.

  • Caída de cabello: La disminución de estrógeno debilita los folículos pilosos del cuero cabelludo, el cabello se vuelve más delgado, reseco y frágil, por lo que se cae fácilmente.

Lee nuestra guía sobre cómo detener la caída del cabello: 14 cosas que funcionan

  • Piel seca y uñas quebradizas: El colágeno también disminuye durante la menopausia, lo que ocasiona resequedad de piel, pérdida de la elasticidad, disminución de la grasa subcutánea, adelgazamiento de la piel y aparición de las arrugas.

Las uñas se adelgazan y se vuelven quebradizas, también debido a la disminución del colágeno.

  • Aumento de vello: El estrógeno tiene la función de bloquear las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) que todas las mujeres tenemos en pequeñas cantidades.

Durante la menopausia se suspende ese bloqueo y empezamos a ver la aparición de vello, sobre todo en cara, en el área de la barbilla y bigote, aunque en ocasiones puede aparecer en pecho y abdomen.

  • Dolor de articulaciones: Los ligamentos, tendones, cartílagos y músculos alrededor de las articulaciones también se ven afectadas por la disminución de estrógen, causando dolores que casi nunca desaparecen.

Un 60% de las mujeres en etapas de premenopausia sufren de estos dolores, las personas obesas o con sobrepeso son más afectadas.

  • Dolor de cabeza o migraña: Durante los periodos menstruales hay dolor de cabeza tipo migraña en algunos casos, en la premenopausia estos dolores aumentan y son más intensos mientras más síntomas de premenopausia padezcas.

En ocasiones las migrañas se presentan por primera vez en mujeres que no la padecieron durante sus periodos menstruales.

  • Falta de memoria y de concentración: La menopausia afecta también la función cerebral normal, alrededor de la menopausia podemos empezar a tener lapsos de falta de memoria de corto plazo, como el olvidar de qué platicábamos, alguna fecha importante y más.
  • Cambios en las glándulas mamarias: La falta de estrógenos también causa cambios en los senos o glándulas mamarias. Hay atrofia de los conductos glandulares y del tejido conectivo, por lo que el tamaño de la mama disminuye. El tejido conectivo, ahora escaso es menos flexible, por lo que la mama pierde su firmeza y es cuando se dice que “se cae”.

En 1 de cada 5 mujeres hay aumento del tamaño de los senos, no se sabe la causa exacta. El dolor de mama también está presente durante esta etapa en muchas mujeres, en estos casos se cree que los estrógenos tienen fluctuaciones aumentando y bajando los niveles, y existe la sensación de dolor cuando los niveles de estrógeno se encuentran en un pico alto.

El dolor de mama desaparece en el transcurso del climaterio.

  • Taquicardia: La frecuencia cardíaca aumenta de repente durante la premenopausia. La mayoría de las veces no se debe a una afección cardíaca, sino a causas como ansiedad, falta de sueño, cambios de ánimo, bochornos y sudoración nocturna.

Usualmente desaparece en el climaterio, pero siempre es conveniente un chequeo con el cardiólogo cuando tienes estos síntomas para descartar una afección cardíaca.

Complicaciones de la menopausia

1. Incontinencia urinaria

La pérdida de la elasticidad de la piel de la vagina y la uretra, causada por la disminución hormonal, causa que sea más difícil para los músculos aguantar la orina por mucho tiempo.

Eso causa necesidad urgente y súbita de vaciar la vejiga. Se hace común la fuga de orina por hacer esfuerzos, al estornudar, reírse o toser.

2. Osteoporosis

La captación de calcio por nuestros huesos es menor durante la menopausia, que también acelera la pérdida ósea y causa fragilidad en los huesos. La baja densidad ósea puede aumentar el riesgo de padecer osteoporosis.

Lee nuestra guía sobre la Osteoporosis: Qué es, significado, causas, síntomas, tratamiento y prevención

3. Enfermedades cardiovasculares

Los estrógenos tienen un efecto protector en los vasos sanguíneos, elevando los niveles del colesterol de alta densidad o colesterol bueno, que evita la formación de placas de colesterol en el sistema circulatorio.

Al disminuir los estrógenos hay un riesgo mayor de tener hipertensión arterial, angina de pecho, infartos, derrame cerebral y apoplejías.

4. Cáncer mamario

Hay un mayor riesgo de padecer cáncer de mama después de pasar por el proceso de la menopausia. Hacer ejercicio es una manera de reducir ese riesgo.

 

Tratamiento de los síntomas de la menopausia

Existen diferentes tipos de medicamentos y tratamientos que nos ayudan a superar esta etapa de la vida.

Aunque no todas las mujeres sientan que necesitan tratar sus síntomas, es bueno acudir al médico para que evalúe su intensidad y si es necesario tomar medidas para aliviar los efectos en la calidad de vida.

1. Terapia de reemplazo hormonal

Esta terapia se refiere a un tratamiento combinado de progesterona y estrógenos o tratamiento solo con estrógenos. En ambos casos consiste en dar al organismo una suplementación de estas hormonas para compensar su disminución.

Esta terapia la puedes obtener por vía oral, tomando pastillas diariamente; con parches que se adhieren a la piel y liberan las hormonas de forma progresiva; o en crema o gel.

Beneficios del reemplazo hormonal:

  • Trata de forma efectiva muchos de los síntomas de la menopausia.
  • Disminuye el riesgo de osteoporosis.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Riesgos de tomar reemplazo hormonal:

  • Aumenta la posibilidad de padecer cáncer de mama, cáncer de ovario y cáncer uterino.
  • Aumenta el riesgo de enfermedades coronarias y el de tener una apoplejía o derrame cerebral.
  • Acelera levemente la pérdida de tejido de cerebral en las áreas relacionadas con la memoria y pensamiento en mujeres mayores a 65 años.

 

2. Medicamentos

a) Antidepresivos a dosis bajas

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina son efectivos para disminuir los bochornos y golpes de calor. Los principales medicamentos de este tipo son la fluoxetina, paroxetina, sertralina, citalopram, entre otros.

Otros medicamentos para disminuir los sofocos o bochornos son la gabapentina, que es un fármaco antiepiléptico; o la clonidina, utilizada como antihipertensivo, cuyos efectos secundarios son estreñimiento y sequedad de los ojos.

b) Tratamiento para la osteoporosis

Para tratar la osteoporosis se recomienda principalmente mantener una dieta rica en alimentos con calcio y vitamina D y vitamina K.

Calcio:

Lácteos, yogurt, quesos, requesón, helados a base de leche. Ejotes, alubias, garbanzos. Almendras, ajonjolí o sésamo, avellanas. Col, brócoli, nabo sueco. Naranja, higos secos.

Vitamina D:

Pescados, vegetales, leche de vaca, huevo, leche de soja o de arroz, cereales.

Vitamina K:

Verduras de hoja verde como espinacas, acelgas, lechuga, col, repollo, espárragos.

Suplementos de vitaminas D, K y calcio

Los puedes conseguir sin receta y las dosis varían dependiendo de cuál compres, pero es conveniente visitar a tu médico para que te realice una densitometría ósea y analice tu función renal, el exceso de calcio te puede producir cálculos renales.

c) Lubricantes vaginales

Para ayudar a la lubricación vaginal, puedes aplicar estrógeno en el área en presentación de anillo, tabletas o crema. Este tipo de medicamento sirve para tratar de forma eficiente la resequedad, dispaurenia y para evitar infecciones.

También puedes comprar en cualquier farmacia los lubricantes vaginales en gel que suelen utilizarse durante las relaciones sexuales. No contienen medicamentos ni suelen causar efectos secundarios.

 

La menopausia se suele asociar con la vejez, pero la realidad es que solo es una etapa más de la vida que no define tu capacidad ni tu vitalidad. Si tomas correctivos para aliviar tus síntomas, verás que podrás sobrellevarla de forma airosa y seguir disfrutando la vida sin mucho malestar.

Este tema es muy importante y extenso, coméntanos si tienes alguna duda o tiene algún aporte. Recuerda que puedes compartir esta información en tus redes sociales para que tus amigos y conocidos también aprendan sobre el tema.

Ver también:

Related posts

7 Foods that Boost Gut Health

alwaysinhealth

Dieta Para Marcar Músculos en 4 Semana Plan de Comidas

alwaysinhealth

Cada vez que quieras una malteada, ve esta foto y te convencerás de ordenar otra cosa más saludable

alwaysinhealth

Leave a Comment