Always in Health

Té De Jengibre Para Desinflamar El Estómago y Eliminar Gases

Image default

La inflamación intestinal por exceso y acumulación de gas es uno de los problemas digestivos más frecuentes.

El jengibre favorece a combatirlos los problemas de acomulación de gases

¿Por qué nos inflamamos del estómago?

La presión e inflamación que sentimos en el tracto gastrointestinal es consecuencia de la acumulación de gases desagradables y malolientes.

La hinchazón y flatulencias son provocadas principalmente por el estreñimiento, malos hábitos alimenticios, estrés, fumar y puntuales problemas cardiacos, entre otras causas.

En este retraso del vaciado intestinal el alimento se queda más tiempo en el intestino. El aumento en gases es consecuencia de su desintegración.

Los medicamentos alivian pero no solucionan el problema de raíz.

El estreñimiento ocurre cuando no consumimos suficiente fibra y al ser sedentarios. Por ello los cambios saludables en la dieta y más actividades físicas, son la mejor manera de acabar con las inflamaciones y los gases. Si sumas jengibre, el problema será superado mucho más rápido.

Lee nuestra guía sobre el estómago inflamado: Causas, síntomas y tratamiento

¿El jengibre sirve para combatir la inflamación del estómago?

Sí. Esta planta es un potente promotor de la digestión aprobada por la ciencia. Es considerado un remedio más efectivo que los medicamentos convencionales para aliviar la inflamación intestinal crónica. También es barato y con potenciales pero mínimos efectos secundarios.

Lee nuestra guía sobre cómo hacer el té antiinflamatorio de jengibre y cúrcuma para aliviar el dolor

¿Cómo ayuda a reducir la inflamación?

El jengibre es un calmante que relaja los músculos del tracto digestivo, con lo que se movilizan las acumulaciones de gases, se reducen los calambres estomacales y la sensación de inflamación en general.

La planta adelgaza la sangre y mejora la circulación, con lo que se disminuye la sensación de pesadez estomacal e incomodidad intestinal.

El gingerol y los sogaoles, dos de los principales activos del jengibre, actúan como analgésicos suaves que calman el malestar provocado por la presión en el estómago.

Este remedio natural suma propiedades antibacterianas, antivirales, antisépticas y antiinflamatorias, que fortalecen al sistema inmune y disminuyen la inflamación causada por la indigestión, exceso de ácido y la acumulación de gas. También ataca las infeccione que pudieran estar causando o agravando estos síntomas.

El jengibre aumenta la secreción de saliva, bilis y jugos gástricos, lo que permite que los alimentos se digieran más rápidamente y no se demoren en el tracto provocando gases y otras molestias.

Se ha descubierto que el jengibre bloquea la acción de enzimas que promueven la inflamación intestinal y que tiene una molécula digestiva capaz de metabolizar eficientemente los alimentos ricos en proteínas, principales causantes del exceso de gas.

¿Cómo usar jengibre para disminuir la inflamación intestinal?

El jengibre es rico en propiedades benéficas y en formas de uso para superar la colitis, inflamación y los gases. Conozcámosla.

1. Té de jengibre + Receta

El té de jengibre alivia la inflamación intestinal y otras molestias en el tracto digestivo. Combínalo con limón y ganarás una bebida diurética que combatirá la hinchazón por retención de líquidos.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 raíz de jengibre pelada y cortada en trozos

Elaboración

Hierve el agua y agrega el jengibre. Deja calentar por 3 o 4 minutos más y retira del fuego.

Corta el limón en rebanadas y agrégalos al agua caliente. Cuando esté apto para beber, endulza el té con miel y bébelo.

Sustituye las bebidas de tus comidas por el té para mejores resultados. Media cucharadita de jengibre en polvo puede sustituir a la raíz fresca.

Lee nuestra guía sobre los 8 beneficios del té de jengibre y qué efectos secundarios tiene + receta

2. Jugo de jengibre con agua tibia

Método más rápido e igual de efectivo.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua tibia
  • 1 cucharada de jugo de jengibre
  • 1 cucharada de miel o stevia al gusto

Elaboración

Disuelve el jugo de jengibre en el agua tibia y endulza con stevia o miel. Lo mejor será beberlo inmediatamente o con las comidas fuertes del día. Puedes almacenarlo en el refrigerador por muchas horas.

Lee nuestra guía sobre las 10 razones para tomar agua de jengibre todos los días y cómo prepararla

3. Jengibre solo

Masticar un poco de raíz cruda es la más efectiva forma para calmar la inflamación. El sabor será fuerte, pero tolerable.

Pela un trozo de jengibre, cortarlo en trocitos y mastícalo sin tragarlo. Hazlo después de cada comida porque además mejorará aliento.

¿Cuánto debo consumir de jengibre para combatir la inflamación?

Exceder la dosis de jengibre podría tener efectos indeseados, por ello es necesario saber hasta cuánto consumir.

La siguiente tabla de cantidades orientará sobre los gramos o gotas tolerables por día para un adulto.

  • Jengibre crudo: 2 a 4 gramos
  • Jengibre en polvo: 0.25 a 1 gramo
  • Extracto líquido de jengibre: 30 a 35 gotas
  • Suplementos de jengibre: 2 pastillas al día

Lo más responsable será que consultes esta tabla con un médico, pues la dosis para ti podría ser distinta.

Precauciones

El efecto adelgazante del jengibre es inocuo, pero cuando se combina con medicamentos anticoagulantes podría hacerte más vulnerable a las hemorragias.

No se descartan la diarrea, irritación y otras incomodidades estomacales, como efectos secundarios de la planta.

Otras recomendaciones para combatir la inflamación

Además del jengibre, puedes tratar tu problema de inflamación al:

Evitar los alimentos demasiado especiados o grasosos

Junto con las proteínas complejas, las comidas especiadas y grasosas son las más difíciles de digerir. Lo mejor será que consumas vegetales, frutas frescas y alimentos ricos en potasio.

Come suficiente fibra

La fibra nos mantiene satisfechos por más tiempo y promueve que el alimento atraviese en el tracto digestivo con más facilidad.

Evitar el refresco y la goma de mascar

Las bebidas carbonatadas suman gases que puede acumularse en tu intestino delgado.

Los chicles, así pequeños como son, también aportan pequeñas cantidades de gas que pueden inflamarnos y causarnos eructos.

No consumir demasiada sal

El exceso de sal provoca retención de líquidos y este es también responsable de la sensación de inflamación.

Hacer ejercicio habitualmente

Movernos favorece a que la digestión sea más rápida y eficiente, con lo que se libera el gas acumulado.

Controlar las porciones de cada comida

Tu estómago e intestino tardarán más en procesar la comida si comes demasiado en pocos bocados. Mientras esto ocurre se acumula mucho gas.

Hacer 5 comidas ligeras al día

Al comer ligero 5 veces al día no sobrecargarás a tu estómago y mantendrás estimulados a tus intestinos para trabajar adecuadamente.

Si añades jengibre a tu dieta y sigues estos consejos notarás que las inflamaciones estomacales habrán sido superadas y con ello, mejorado tu calidad de vida.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también aprendan a cómo esta raíz desinflama tu estómago.

Ver También:

Related posts

¡A levantarse! Según terapistas pasar mucho tiempo sentada te causa lesiones

alwaysinhealth

Entre lo salado y dulce: Snack saludable de mandarinas bañadas en chocolate

alwaysinhealth

¿Ataque de hambre? Tómate este smoothie de pera pra aguantar hasta la comida

alwaysinhealth

Leave a Comment